"PRESENTE -PASADO-FUTURO

PASADO - PRESENTE- FUTURO (TRANSCURREN AL MISMO TIEMPO) EL MUNDO DEL TAROT TE ENSEÑA EL PORQUE???

Andrea Blanco - Tarotista Profesional

El Tarot es un Oraculo, que nos permite buscar orientación a efectos de intentar solucionar alguna cuestión que nos esta perturbarndo, de una u otra manera.

En la Vida no existen soluciones mágicas, por lo tanto, la respuesta del Tarot, es la información de lo que hay con respecto al problema y una orientación o sugerencia de que es lo que se podría hacer para solucionar dicha cuestión. Una vez dada y recibida la información, es quien consulta el que decide que hacer con dicha Información. Es por eso mismo que el lema es Te “Ayudo a que te Ayudes” (Te doy la Información, Vos decidis).

Utiliza el siguiente formulario.
Para mantenernos en contacto.

    ¿PORQUE QUEREMOS CONOCER NUESTRO FUTURO?

    Muchos de nosotros en algún momento de nuestras vidas, buscamos acercarnos y consultar ya sea las cartas u otros oráculos, para que nos digan algo de nuestras vidas, ya sea del presente (a fin de resolver problemas en un futuro cercano), o sobre el pasado, tratando de entender, el por qué o él para que de algo que no cambia y nos perturba en el presente.

    Muchas veces aquella persona a la que recurrimos para consultar, sabe algo de nosotros o de nuestro pasado o presente, que es imposible que lo supiera (cosa que nos deja sorprendidos y satisfechos con sus acierto, o sea, le creemos)…

    La ansiedad, por saber y escuchar LO QUE QUEREMOS ESCUCHAR, porque hacemos la pregunta con la respuesta en mente… Si la respuesta del tarotista concuerda con lo esperado, damos por excelente al profesional que nos atiende, pero de no ser así, no tomamos como acertada esa predicción y seguramente acudamos a otra persona, para una nueva consulta.

    Ahora bien, ¿dónde y cómo comenzó todo? Hace 2.500 años, una mujer predecía el destino de imperios y reyes. Pronunciaba sus profecías en estado de trance, y sus palabras eran adivinanzas que había que interpretar y reflexionar sobre ellas para comprenderlas. Esta mujer residía en el Santuario de Delfos, templo consagrado al dios Apolo. Esta mujer era conocida como el Oráculo de Delfos.

    Algunas predicciones versaban sobre Alejandro Magno, la política griega, la destrucción de Troya… Todos, sin excepción, creían firmemente lo que el oráculo de Delfos vaticinaba. Incluso grandes escépticos que dudaban de todo como Platón, creía que las palabras del oráculo eran las palabras de los mismísimos dioses.  El oráculo de Delfos tenía que reunir una serie de requisitos, ya que el cargo era vitalicio. Debían vivir siempre en el Templo, debían ser jóvenes, atractivas y vírgenes. Sólo hacían predicciones desde febrero hasta octubre, y lo hacían una sola vez al mes. Es decir, sólo “trabajaban” nueve veces al año. Pero era tan agotador, que necesitaba de un proceso largo de descanso para restablecerse del trance, tanto física como psicológicamente.

    En Delfos había dos dioses, Apolo y Dioniso. Uno era la razón, y el otro del éxtasis. Apolo era la representación contraria a Dioniso y viceversa. Ambos dioses representan la frase que imperaba en la entrada del templo “Conócete a ti mismo”, uno desde la perspectiva de la sobriedad y la razón, y otro desde la ebriedad y un estado más en trance.

    Uno de los psicólogos más emblemáticos del siglo XX fue Carl Gustav Jung, fundador de la psicología profunda y autor de la teoría del inconsciente colectivo, se interesó y estudió antiguos oráculos de culturas antiguas como el I Ching, el Tarot, etc, y estableció relaciones profundas entre la filosofía de los símbolos arquetípicos y la psicología.

    Jung también dejo constancia de la fascinación por esta filosofía en su libro biográfico «Memorias, sueños y reflexiones», en él explicó su experiencia con el oráculo del I Ching, y constató que las respuestas que recibía de los distintos problemas que exponía, contenían una profunda visión y comprensión.